Spanish English French German Italian Portuguese Russian
 
 
 

buscarproducto

 
 
 
 
 

Formas de Pago

paypal

 

 

 

Recibe ofertas y novedades en tu email

* indicates required

 

 

 

 

 

Te damos los pronósticos

ganar dinero con las apuestas

 

Curso de Venta por EBAY

curso profesional para vender en ebay

 
 
 

No es la primera vez que os hablamos de intentos por imprimir en 3D elementos - o gran parte - de un coche, pero del dicho al hecho hay un camino muy largo, y muchas cosas que demostrar, especialmente en aquello que tiene que ver con la seguridad, también en la rentabilidad con respecto a métodos tradicionales de creación.

Lo que os enseñamos hoy es un coche, pero también un nuevo sistema de creación del esqueleto del cuerpo del vehículo, basado en la impresión 3D. Blade es el nombre del protagonista de nuestra noticia, y Divergent Microfactories los encargados de poner en práctica la nueva tecnología y dar forma a la criatura.

Divergent se ha ido directamente al segmento de los superdeportivos, ya que consideran que probar su nueva forma de construir coches se tiene que hacer en un campo exigente. Una vez demostrado, será fácil trasladar el proceso a coches más sencillos, y posiblemente venderle la idea a otro pez más gordo.

Una nueva forma de crear vehículos

Lo dicho, lo que realmente está impreso en 3D es el chasis o estructura principal del vehículo, donde van a descansar el resto de elementos - motor, asientos, carrocería -, que por ahora son creados de forma tradicional, aunque con muchos de ellos se podría hacer una aproximación al campo de la impresión.

En Divergent Microfactories piensan que ser responsables con el medio ambiente también tiene que ver con los sistemas de creación de los elementos, no solo con el sistema de propulsión de los vehículos

Para la creación de los componentes, se pasa de la típica resina plástica al aluminio, con uno sistema de impresión basado en láser que trabaja el metal en polvo. Es capaz de crear módulos de conexión de elementos tubulares, llamados “nodes”. Esos nexos darán cabida a tubos de fibra de carbono que conformarán el esqueleto.

Para Kevin Czinger, el responsable de todo esto, la industria del automóvil ha estado bastante estancada en las últimas décadas, con avances importantes en el diseño de los elementos, pero no tanto en los procesos de fabricación. El CEO estima que montar una fábrica de creación como la que ellos están dando forma, no saldría por más de 10 millones de dólares.

Con Blade quieren demostrar que pueden crear un superdeportivo con la relación peso-potencia de un Bugatti Veyron, reduciendo materiales, energía y polución. En definitiva, una nueva forma de crear la base de un vehículo.

1024 2000

Prestaciones al máximo nivel

Para demostrar que el sistema de creación puede dar cabida a un superdeportivo, decidieron colocar en Blade un motor de cuatro cilindros capaz de desarrollar 700 caballos, y que se alimenta tanto de gasolina como de gas natural. Está construido en aluminio, y es derivado del de un Mitsubishi EVO.

El motor de 2,4 litros ha sido desarrollado por AMS Performance, y es capaz de colocarse a una velocidad a 100 kilómetros por hora en poco más de 2,2 segundos. Se podría conducir durante 400 kilómetros con él en modo gasolina, y algo más de 100 kilómetros con gas. Prestaciones que no tienen nada que ver con los carritos de golf que otros andan imprimiendo.

También cabe la posibilidad de estudiar nuevas formas de propulsión en el futuro, como laintegración de baterías y jugar con la hibridación, o pasar directamente a que sea completamente eléctrico. Como curiosidad, el CEO de la compañía ya tuvo una empresa que se dedicaba a este campo, sin mucho éxito.

Gran parte de culpa en las prestaciones la tiene el peso del conjunto, que es de solo 635 kilos. En él hay al menos 70 piezas impresas como las que os hemos descrito anteriormente, con un peso total inferior a los45 kilos.

Sobre los elementos tubulares, se elige el carbono por sus reconocidas propiedades, pero también por no alargar demasiado el proceso de impresión, de ahí que solo se realice con él lo que son las partes de conexión.

La carrocería y otros elementos que descansan sobre el chasis están construidas en composite, o material compuesto con el que conseguir la unión de diferentes propiedades. Pero no es realmente importante para la estructura del vehículo, y podría construirse o imprimirse con otros materiales.

Una vez creado el conjunto, lo siguiente que tienen que hacer es demostrar que es robusto, y quecumple con las regulaciones de seguridad que hay en los principales países. También será interesante comprobar cómo vive el paso del tiempo el complejo puzzle de elementos.

¿Se va a vender?

A Divergent Microfactories le gustaría producir 10.000 unidades en un año, que para ser un vehículo tan especial, me parecen muchas. Por ahora no hay nada sobre precios o fechas de disponibilidad de Blade.

Pero lo que realmente le interesa a la compañía es licenciar su sofisticado sistema de impresión, hacer que otros hagan uso de su tecnología. Mientras la idea evoluciona, esperemos que a buen puerto.

Estoy seguro de que muchos de vosotros habéis jugado con coches de radio control, la sensación de controlar un vehículo desde una perspectiva externa es muy diferente - como en un videojuego -, y nos permite contemplar la acción con alguna que otra ventaja. Lo que no se nos había ocurrido nunca es controlar algo tan grande como un Range Rover Sportdesde un teléfono móvil.

La firma británica ha desarrollado un sistema de comunicación con el vehículo que tira de aplicación móvil, y no solo permite cerrar o abrir puertas, también está ahí para hacerlo andar sin que nosotros estemos dentro. Actualmente Land Rover lo tiene en fase de prototipo.

Como podéis ver en el siguiente vídeo, la funcionalidad está ahí para ayudar a pasar por situaciones complicadas en el terreno, y estando fuera del vehículo sería más adecuado para supervisar el ataque de los ángulos de las pendientes o cambios de rasante.

 

También es cierto que la mayoría de compradores de un Range Rover Sport no van a conocer lo que es un camino sin asfalto en toda la vida de su vehículo, así que hay otras aplicaciones interesantes, como cuando nos dejan encerrados en un aparcamiento. Si no hay forma de abrir la puerta, damos marcha atrás con la aplicación, y ya podemos acceder.

Land Rover le pone limitaciones

No parece que el Range Rover Sport teledirigido se vaya a convertir en una realidad, es más una prueba de tecnología que una idea con vistas de pasar a producción

Parece que todo funciona como podemos imaginar, pudiendo actuar sobre la velocidad - podemos visualizar la marcha conectada - y la dirección del vehículo. El primer parámetro está limitado a 6,5 kilómetros por hora, y el rango de funcionamiento es de unos 3 metros del coche.

En el vídeo también podéis comprobar como hay una tercera funcionalidad que permite cambiar el sentido de la marcha en un carril - desde parado -, que suele realizarse con varias maniobras incómodas, y el coche las realiza de forma autónoma.

 

 

1024 2000 1

Os recordamos que la firma británica está muy activa en lo relativo a tecnología, y periódicamente nos va contando novedades que tiene en desarrollo, o que ya ha puesto en práctica. Algunos ejemplos los tenemos con el morro transparente en vehículos, el sistema de detección de baches, o la integración de antenas para mejorar la conectividad.

Si entendemos el hogar digital como un espacio lleno de dispositivos conectados, también debemos empezar a exigir mecanismos cómodos para controlarlos a todos. La idea de que todos estén gobernados desde un único mando de control es la más lógica, pero también implica crear una interfaz que podemos imaginar como completa o complicada.

Sí, lo más cercano que podemos imaginar es utilizar el teléfono móvil o tablet, pero también han ido apareciendo propuestas dedicadas a estos menesteres, como NEEO. El protagonista de nuestra noticia se llama Cube y es completamente diferente en forma y métodos de interacción. También es más sencillo en sus posibilidades.

Como su propio nombre nos indica, es un cubo, y está más cerca de ser un concepto que de un prototipo o producto real. En esa pequeña caja de diseño limpio tenemos un mando universal para controlar varios parámetros del hogar, pensando en que cualquiera pueda aprender a utilizarlo, incluido el abuelo.

650 1200 5

Un concepto con buenas ideas

El concepto ha sido creado por el estudio alemán Family of the Arts, que tenían como premisa el crear un método de interacción intuitivo y sencillo, que podemos describir como de máxima simplicidad si lo comparamos con una aplicación móvil. 

A Cube lo levantamos para acceder a una de las acciones que nos determinan sus caras, y lo giramos para cambiar el parámetro principal de dicha acción.

Cube responde al contexto, cambia la luz o temperatura del lugar de la casa donde nos encontremos

Como podéis comprobar, cada cara tiene una pantalla en la que se representan las funcionalidades, y además es táctil. El reconocimiento de gestos también es importante para conformar la interfaz.

La idea es que podamos llevarlo encima, o haya varios de ellos ubicados en lugares que nos permitan cubrir el hogar. Desde él cambiamos la iluminación de la estancia donde nos encontremos, cambiamos volumen o canción, o modificamos la temperatura del ambiente.

Otro detalle interesante es el soporte integrado en la pared para dejarlo descansar, como si fuera un interruptor, que además es un punto de carga. Lo dicho, Cube no existe, es un concepto que busca socios con poderes para convertirlo en algo real, elegante y funcional.

Cube podría mejorar en funcionalidades sin complicar demasiado la idea y diseño inicial, "simplemente" con añadir reconocimiento de voz, micrófono y algo más de potencia de proceso - podría estar en el teléfono -, se podría abrir las puertas a un dispositivo mejor conectado, mucho más capaz.

650 1200 6

No es la primera vez que nos encontramos con una idea parecida, Jaasta ya propuso colocar tinta electrónica en cada una de las teclas de su periférico, con la intención de que fuera camaleónico. El que os enseñamos hoy llega de la mano de los diseñadores australianos Sonder.

Estamos bien familiarizados con los teclados tipo QWERTY, pero somos conscientes de que hay muchas variantes e idiomas a tener en cuenta, y que condicionan el diseño de muchos productos, para que lleguen localizados a los respectivos mercados. Con Sonder este tipo de cosas son un problema menor.

El teclado cuenta con 78 teclas completamente personalizables, gracias a estar concebidas con pantallas de tinta electrónica - no todas las teclas lo están -. Podemos colocar otros caracteres, incluso imágenes que representen accesos directos a aplicaciones o funcionalidades.

650 1200

Cada una de ellas cuenta con una protección transparente que deja ver el contenido de la pequeña pantalla. Gracias a la tecnología de la tinta electrónica, el consumo del periférico es mínimo, y por si os parecía poco, cuentan con retroiluminación, conseguida gracias a un sistema de cables de fibra óptica.

¿Cuánto va a costar Sonder? Pues no es especialmente asequible, actualmente tiene un precio de199 dólares, pero es algo temporal para cubrir las reservas iniciales. Con el tiempo subirá a unos 299 dólares.

El cerebro humano es, todavía hoy, uno de los grandes enigmas de la ciencia. Su funcionamiento es el objetivo de multitud de estudios que no sólo quieren saber qué regiones cerebrales dominan determinados actos, sino que también intentan adelantarse a la aparición de enfermedades como el Alzheimer. En los últimos años, no obstante uno de los campos que ha ido atrayendo más interés es el de la adquisición y dominio del lenguaje y, en concreto, de cómo funciona un cerebro bilingüe, capaz de manejarse con la misma efectividad en dos idiomas distintos.

En la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona existe, por ejemplo, el grupo de investigación Brainglot cuyo objetivo es, precisamente, comprender no sólo los procesos de aprendizaje de dos lenguas, sino cómo el bilingüismo puede afectar a otras capacidades cognitivas del sujeto. Es decir, ¿son más inteligentes las personas bilingües? ¿Están mejor preparados para la multitarea? ¿Sus cerebros se mantienen "en forma", como quien dice, durante más tiempo?

El aprendizaje del lenguaje

650 1200 7

 

El modo en el que nuestros cerebros adquieren un lenguaje (y aprendemos a hablar) ha sido muy estudiado por la comunidad científica, pero no hay una única teoría que explique el proceso por el que se consigue. Entre el innatismo de Noam Chomsky (que sostiene que los niños ya nacen con unas aptitudes lingüisticas innatas que se activan dependiendo del entorno), el constructivismo o las teorías que apuntan que es a través de la comunicación e interacción con el entorno como un niño aprende a hablar, hay varias explicaciones sobre el modo en el que nuestros cerebros adquieren un lenguaje, muchas de ellas derivadas de los trabajos de Jean Piaget.

Los niños desarrollan sus capacidades para adquirir un lenguaje en sus primeros cinco años de vida

La vieja discusión entre lo innato y lo aprendido se traslada al campo lingüístico, y parece que lo único que sí está claro es que hay que desarrollar esa habilidad para aprender la primera lengua, la materna, en los primeros cinco años de vida. En los años 70, científicos estadounidenses quisieron comprobar esto con Genie, una niña de 13 años que había pasado gran parte de su vida encerrada en su casa, sin contacto con el mundo exterior y con un vocabulario consistente en apenas cinco palabras. Su caso, recogido en el documental 'La niña salvaje', mostraba los intentos por conseguir que Genie pudiera aprender un lenguaje siendo, tal vez, demasiado mayor para ello, pues su cerebro ya había superado la etapa de formación lingüstica.

Con el bilingüismo sucede lo mismo. Estudios como los del Instituto de Aprendizaje y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington apuntan que a los niños hasta siete años les resulta mucho más sencillo aprender dos idiomas, y manejarse al mismo nivel con los dos. Uno de sus investigadores, Andrew N. Meltzoff, explicaba al diario El País que, a partir de los ocho y hasta los 18 años, el aprendizaje pasa a ser "más académico y lento" y resulta más difícil hablar un segundo idioma con la misma naturalidad que nuestra lengua materna.

Cómo funciona un cerebro bilingüe

En España hay cuatro lenguas oficiales (castellano, euskera, catalán y gallego) y una parte destacable de la población es bilingüe, capaz de manejarse de igual modo tanto en castellano como en otra de esas lenguas. En Estados Unidos, por poner otro ejemplo, el 18% de sus habitantes en 2007 eran bilingües en inglés y otro idioma, y ese porcentaje aumenta cada año. La composición cada vez más diversa de las sociedades lleva a que se hagan más estudios sobre el funcionamiento del cerebro de una persona que, desde su infancia, puede conversar, pensar y desarrollar tareas complejas en dos idiomas distintos, aunque el que primero aprende, el materno, siempre tendrá cierta prioridad.

650 1200 8

En el modo en el que una persona aprende dos lenguas intervienen tres factores: la edad de adquisición del lenguaje, lo bien que se habla ese lenguaje y el control cognitivo del lenguaje, es decir, el proceso de selección de un idioma sobre otro en el caso de los bilingües. En el primer factor, está ya demostrado que el periodo de aprendizaje de nuestra lengua materna está en los primeros años de vida, entre cinco y siete. ¿Pero hay diferencias entre el modo en el que los niños en ese periodo temprano de sus vidas adquieren además una segunda lengua?

Los bilingües tienen mayor capacidad de concentración en una tarea, ignorando las interferencias a su alrededor

El departamento de Psicología de la Universidad de California en Los Ángeles realizó varios experimentos con bebés de varios meses de vida inmersos en ambientes bilingües. Lo que se pretendía era averiguarsi sus cerebros procesaban de manera diferente su entorno, estudiando el modo en el que los niños respondían ante estímulos visuales. Los resultados fueron negativos, por lo que los científicos concluyeron que las diferencias cognitivas entre bilingües y monolingües proceden de la adquisición y uso de vocabulario, más que de un tema de percepción. En ese aspecto, los cerebros de ambos grupos funcionan del mismo modo.

Por otro lado, investigadores de la Universidad Northwestern y de Houston se sirvieron de jóvenes texanos de entre 18 y 27 años, de los que 17 eran bilingües en español e inglés y 18 sólo hablaban inglés, para continuar ampliando los conocimientos sobre el funcionamiento de un cerebro acostumbrado a manejar dos idiomas. Se estudiaba qué partes de su cerebro se activaban cuando escuchaban varias palabras con pronunciaciones similares en inglés, y otras más diferenciadas, y determinaron que los bilingües tienen mayor capacidad para concentrarse en una tarea y aislarse del ruido o las interferencias a su alrededor. Viorica Marian, una de las involucradas en el estudio, explicaba los resultados de esta manera:

"Es como un semáforo. Los bilingües siempre están dando luz verde a un idioma y la roja al otro. Cuando tienes que hacer eso todo el tiempo, te vuelves muy bueno reprimiendo las palabras que no necesitas".

Monolingües y bilingües

650 1200 9

Entonces, viendo todo esto, ¿cuál es la diferencia entre los cerebros de las personas que sólo hablan un idioma y los de quienes se manejan con el mismo nivel de eficiencia en dos? Los científicos adquieren sus datos estudiando el flujo de sangre y oxígeno a determinadas regiones del cerebro durante la realización de ciertas tareas, y se sirven de resonancias magnéticas para ello. De este modo, pueden ver que los hablantes de un solo idioma utilizaban más las regiones del cerebro que se dedican al lenguaje, mientras las bilingües emplean más las centradas en el control del lenguaje, en la toma de decisiones referidas a él.

Es decir, que la principal diferencia entre un cerebro monolingüe y otro bilingüe está en su capacidad para tomar decisiones. No es que unos sean más inteligentes que otros, sino que desarrollan otro conjunto de habilidades. Por ejemplo, los bilingües desarrollan capacidades cognitivas que les permiten adaptarse a los cambios en las tareas que están desarrollando. Este se debe a que su cerebro está constantemente eligiendo la lengua en la que se expresa, lo que le da mucha más flexibilidad. También les permite concentrarse y memorizar mejor.

Sin embargo, las investigaciones sobre los beneficios que el bilingüismo tiene para el cerebro también tienen sus escépticos, que no terminan de ver claro que exista lo que se ha denominado "la ventaja bilingüe". O, siendo más concretos, que no encuentran estudios que determinen de un modo claro que dicha ventaja existe a escala global. En lo que sí parece haber más consenso es en que aprender más de un idioma es beneficioso para el cerebro porque le permite ejercitarse y mantenerse en forma, lo que puede ayudar a retrasar la aparición de enfermedades que van minando poco a poco sus capacidades.

La idea inicial que nos viene a la cabeza cuando nos referimos a un coche eléctrico es que su uso es bueno per se para el medio ambiente. Pero nos olvidamos de golpe del proceso de fabricación, del tema de las baterías pero sobre todo de la procedencia de la energía eléctrica necesaria para poner en funcionamiento ese coche.

En la Universidad de Toronto han publicado un informe que alerta a los países sobre el uso del carbón para la producción de energía eléctrica. Si quieren que el uso de coches eléctricos tenga un efecto positivo en la lucha contra el cambio climático, revisar la procedencia de la energía que usan es clave.

Si procede del carbón, el coche eléctrico es incluso más perjudicial que el clásico

Un estudio de la Universidad de Minnesota sobre el impacto ecológico de los vehículos que circulan en EEUU puso la alerta: si la electricidad que usas para recargar tu coche eléctrico procede de centrales térmicas que usan carbón como combustible, el impacto en el medio ambiente y la salud es un 80% superior a la que producirías conduciendo un coche de gasolina.

Por el contrario, si esa energía que usa el coche eléctrico procede de fuentes renovables como la solar o eólica, la huella de carbono que dejamos es la mitad que la de un coche actual. Si hay que usar fuentes de energía basadas en combustibles fósiles, la mejor opción según el estudio sería el gas natural.

 

El mapa anterior es una demostración gráfica de lo que decimos. Lo ha elaborado Climate Change, y muestras cuáles son los coches más beneficiosos para el medio ambiente dependiendo de la fuente de energía que se usa mayoritariamente en cada estado para generar electricidad o la fabricación de los propios coches.

En 40 de los estados los coches híbridos como el Toyota Prius demostró ser mejor para el medio ambiente que el menos contaminante de los eléctricos en los primeros 80.000 kilómetros de uso del coche.

650 1200 4

En el estudio de la Universidad de Minnesota, su autor, Christopher Kennedy, da una cifra para empezar a hablar de un coche eléctrico circulando por la ciudad y no siendo más perjudicial que uno de gasolina: 600 toneladas de intensidad de carbono. Esa es la cantidad de dióxido de carbono máxima que debería emitirse a la atmósfera por cada GWh de electricidad generada.

Esa cifra es la barrera marcada a los países de forma conjunta y que debería alcanzarse en 2020. Dependiendo del país e incluso la zona dentro de cada uno de ellos, esa cifra es muy superior o muy inferior. De ello dependería pues que tenga más o menos sentido la circulación del coche eléctrico o no.

La revolución del coche que estamos viviendo

La revolución del coche no solo es por parte de los vehículos 100% eléctricos. Ahí están los híbridos, habituales ya en el mercado e incluso las calles, y donde los enchufables se ha posicionado como una de las mejores alternativas, con modelos cada vez más interesantes.

650 1200 5

La otra gran tecnología llamada a mejorar el medioambiente es la asociada al coche de pila de combustible. Su tecnología no es ya solo humo e incluso el primer vehículo comercial llegará a Europa este mismo año, pero todavía tiene bastantes retos por delante.

Hace un mes un pequeño juego web interactivo de Microsoft logró convertirse en un pequeño fenómeno viral. El sistema de reconocimiento facial de los de Redmond se encargaba de tratar decalcularte la edad en How-Old.net, y aunque los resultados no eran perfectos desde luego el experimento tuvo una gran repercusión y, cómo no, generó algún que otro debate sobre la privacidad.

Microsoft se encargó de aclarar rápidamente dichas dudas -no se almacenan las fotos, se borran después de procesarlas- y ahora vuelve a la carga con una aplicación web que como en el caso anterior utiliza el sistema de reconocimiento facial para tratar de verificar si una persona se parece a otra y hay cierto porcentaje o no de parentesco, aunque sea virtual. ¿El resultado? Viral, claro.

Una aplicación web terminada en cuatro horas

Como en el caso de How-old.net, el sistema funciona de forma muy sencilla: uno simplemente tiene que tener las dos fotos que quiere comparar preparadas en una carpeta para seleccionarlas y cargarlas en ese servicio, que a los pocos instantes se encarga de analizar si hay o no parecidos razonables.

650 1200 17

El responsable del desarrollo, Mat Velloso, ha explicado cómo ha utilizado las APIs de Machine Learning y la llamada Face API de Microsoft para poder acceder a esas opciones de reconocimiento facial. EL desarrollo le llevó en total cuatro horas, y lo cierto es que el servicio es como en el caso del anterior tan sencillo que demuestra la potencia de este tipo de algoritmos.

Por supuesto las comparaciones pueden llegar a ser odiosas y ya hay todo tipo de experimentos simpáticos (y no tanto) sobre este concepto de encontrar dobles a otras personas. Yo mismo he probado a compararme con Luis Alfonso de Borbón -de vez en cuando me han dicho que me parezco- y según el servicio parece que sí hay parentesco, como se puede ver en la imagen. Ups.

Para todos los que estamos al pendiente diariamente de los avances tecnológicos, no es ninguna novedad que con el paso del tiempo la miniaturización de los dispositivos es cada vez más extrema, lo que nos ha llevado a una especie de competición por ver quién mete más en menos.

Durante la feria Computex 2015 que se está llevando a cabo en Taipei, Microsoft presentó un interesante desarrollo que nos trae un ordenador (casi) completo al alcance de un adaptador de corriente, conozcamos el Quanta Compute Plug.

Quanta Compute Plug, el ordenador que cabe en un adaptador

El Quanta Compute Plug ha sido presentado por Nick Parker de Microsoft durante una presentación, donde se habló de las nuevas formas que están adoptando los ordenadores bajo esa idea de evolución y movilidad.

No se dieron a conocer muchos detalles de este PC que vive dentro de un adaptador de corriente, sólo se sabe que cuenta con 2 puertos USB 3.0, un puerto HDMI que servirá para conectarse a un televisor o monitor, así como el suficiente poder para tener Windows 10 en su interior. La parte interesante es que el señor Parker confirmó que este pequeño ordenador podrá ser controlado vía voz ya sea con un mando especial o desde un auricular bluetooth a través de Cortana.

Por supuesto aún hay muchas dudas por resolver, ya que además del precio y las especificaciones técnicas, habría que equiparar su consumo energético comparado por ejemplo con otros dispositivos que se conectan directamente a un HDMI, la ventaja es que éste estará conectado en todo momento a la energía eléctrica y no requería cables adicionales para su carga, como sucede por ejemplo con el Intel Compute Stick.

Este tipo de diseños no son algo nuevo, ya lo hemos visto en un desarrollo que Marvell que se vendió por 99 dólares en 2009. Pero lo que sin duda es atractivo, es imaginar el alcance y crecimiento de este tipo de dispositivos cuando el Internet de las Cosas termine de despegar.

Si eres de los que fotografía cada plato que come para compartir en Instagram, que sepas que pronto esta costumbre podría tener otra utilidad. Kevin Murphy, investigador de Google, están desarrollando un algoritmo llamado Im2Calories que es capaz de calcular, según su autor, las calorías que posee un determinado plato o grupo de alimentos que aparece en una fotografía.

Lo que parece una tarea sencilla a priori, puede resultar bastante difícil de llevar a la práctica. A fin de cuentas, puede ser sencillo detectar un huevo, pero ¿cuál es su tamaño? El algoritmo es capaz de estimar tamaños comparando con el plato en el que se encuentra y con otros condimentos que pueda llevar la imagen. Además, para hacerlo no hace falta una foto en alta resolución: sirve perfectamente una publicada en Instagram.

El algoritmo es, además, de deep learning (aprendizaje automático), con lo que sus cálculos irán mejorando con el tiempo conforme a las propias correcciones del usuario. ¿Que se equivoca de objeto? ¿O de cantidad? Tú mismo podrás especificarle cuál es el correcto. Por desgracia, no tenemos muchos más detalles sobre su funcionamiento y de hecho todavía no está disponible al público, y es que Google ha solicitado hace poco la patente del sistema.

¿Y su precisión? Irá mejorando, como acabamos de comentar, pero su responsable dice lo siguiente: "si sólo funciona bien el 30% del tiempo, es suficiente para que la gente comience a usarlo, recopilar datos y conseguiremos que mejore con el tiempo". ¿La idea final? Ayudar a la gente a que lleve un "diario fotográfico" de sus comidas y conseguir que puedan reducir el consumo de calorías, pero también proporcionar a los científicos datos que, hasta ahora, no tenían en su mano.

El cáncer de piel es una enfermedad cada vez más frecuente -en España la incidencia del melanoma ha crecido un 11% en los últimos 5 años-, y la sobreexposición al sol y a su luz ultravioleta sigue sin tener la atención debida. Las cremas protectoras ayudan a minimizar los riesgos, pero si te gusta tomar el sol ahora tienes un nuevo aliado para evitar problemas.

Se trata de una pulsera que contiene una tinta muy especial: cuando esa tinta desaparece de la pulsera significa que ya hemos estado expuestos al sol el tiempo recomendado a diario. El Dr. David Hazafy de la Queen's University en Belfast cree que su desarrollo puede ser muy útil en todos los ámbitos.

Pulseras desechables y de bajo coste

El propio Dr. Hazafy explicaba que su pulsera ayuda a beneficiarse de la luz solar sin que se produzcan los riesgos asociados a la sobreexposición. "La luz solar recibe mucha prensa negativa. La gente tiene miedo del cáncer de piel y no salen de casa. Se cubren completamente y llegan los problemas con la deficiencia de la vitamina D. Necesitas algo de luz solar para que ésta se produzca, y si no sales para tomar un poco el sol, no la consigues".

650 1200 3

La luz solar contiene un alto porcentaje de rayos UVA, son los rayos UVB los que causan el 80% de casos de cáncer de piel. Esta es precisamente la base de esta tecnología. La tinta está elaborada a base de un fotocatalizador que al recibir la luz crea una reacción química. Cuando ese elemento absorbe la luz UV, el tinte precisamente pierde su color original. Eso permite saber si se ha absorbido la cantidad máxima de UVB y proporciona al usuario una señal para saber que es mejor dejar de tomar el sol.

Cada piel es distinta, indica Hazafy, de modo que la tinta puede ser alterada para tener un comportamiento ligeramente distinto. La idea es que cuando llegue al mercado haya pulseras con distinta modulación de esa tinta para poder ser útil para cada tipo de piel. Esta tinta no se destruye, sino que se puede "recargar" varias veces para volver a su estado original durante la noche.

La producción de este tipo de pulsera tiene un coste muy reducido, y sus desarrolladores creen que podrán comercializarla a precios que rondarán entre los 7 y los 14 euros y que permitirán utilizar este dispositivo durante dos semanas. El objetivo es tenerla disponible en tiendas en el verano de 2016.

 
 

spain

Ubicados en España. También envíos internacionales.

 
 

garantia precios bajos

 
 

certificadocalidad

 
 
 
celular  615 69 16 69

* Horario Comercial

 
 
 
 

Copyright © 2015, furunbao. Todos los derechos reservados

C/gines 2- Manilva (Málaga) - 29680